C/ Camino del Molino, 11, 28400, Madrid
91 849 71 27
info@sic-calidad.com

¿Cómo hacer el análisis de piscinas?

Consultoria y Formación en Calidad y Seguridad Alimentaria

Blog

¿Cómo hacer el análisis de piscinas?

Ahora que se acerca la temporada alta, seguro te interesará el saber cómo limpiar tu piscina de cara a la apertura al público, teniendo en cuenta, sobre todo todas las normas sanitarias y las reglas de mantenimiento oficiales. Normalmente, tendrás quecontratar a un profesional de mantenimiento que tenga conocimientos acerca de todas las transmisiones de enfermedades por el agua así como el desarrollo de bacterias en ellas, para que realice las investigaciones oportunas del estado de cloro de tu agua y para que desarrolle una buena limpieza de la misma. Hay diversos programas de certificación que te ayudarán a aprender los pasos que tendrás que seguir, pero siempre obtendrás un grado de mayor confianza en el caso de que contrates con una persona experimentada.

En este tipo de cursos estudiarás desde cómo tratar los brotes de legionelosis, hasta como crear programas de mantenimiento que te ayudarán a tener una gran dosis de confianza en tu instalación, también te proporcionarán información acerca de los dos males que proporcionará el agua contaminada, tales como la enfermedad del legionario o la fiebre de pontiac (de similar síntomas a la gripe). Es importante el saber como se desarrolla la bacteria de la Legionella, para combatirla en tus piscinas. Ésta tiende a penetrar e instalarse en los conductos húmedos de las instalaciones, por lo que podría ser un importante foco de infección si no tratas bien la zona. La temperatura ideal para combatir la bacteria, es <80º C, aunque es obvio que tu agua no podrá (evidentemente) tener esta temperatura, te interesará saber que a menos de 20º la bacteria se encontrará casi inactiva, siendo un foco de infecciones excelente el verano cuando la temperatura alcanza más de 25º hasta 35º, teniendo que tomar muchas precauciones y realizar controles semanalmente para poder mantener la piscina con total seguridad de salubridad.

Para poder mantener tu piscina en verano, es necesario que te realicen un control de calidad microbiológico del agua, creando de este modo un plan de mantenimiento estable que te ahorre problemas y peligros sanitarios. Tendrás también que vigilar las redes internas de agua caliente sanitaria, ya que son estructuras que permiten la multiplicación de bacterias pudiendo generar legionelosis. Nunca dejes esta zona sin mantenimiento aunque la piscina no se use, ya que podrías encontrarte con un grave problema si la descuidas, sobre todo si la temperatura es de 25º a 45º, si hay un ph mayor de 5 y si hay estancamiento de agua (signo de peligro) e incrustaciones mohosas.

Para que te realicen un plan de mantenimiento de la piscina, deberás proporcionarle al profesional un correcto sistema de estructuras presentado en un plano, con el tratamiento que has seguido hasta ahora, el registro de mantenimiento de la empresa y una muestra del agua. De este modo podrán valorarlo y darte la solución que más se adecúe a ti. Después te ofrecerán revisiones anuales o trimestales, dependiendo del tamaño de la instalación, con revisiones y purgas semanales y revisiones mensuales de las válvulas de drenaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *