C/ Camino del Molino, 11, 28400, Madrid
91 849 71 27
info@sic-calidad.com

Que significa la fecha de caducidad en el etiquetaje de los alimentos

Consultoria y Formación en Calidad y Seguridad Alimentaria

Blog

Que significa la fecha de caducidad en el etiquetaje de los alimentos

Hoy en día cada vez son más las personas que se detienen unos minutos delante de los estantes de los supermercados a analizar etiquetas y ver que producto es más saludable. Todo es importante pero hay algo que siempre nos paramos a ver y es la fecha de caducidad. ¿Nos tiramos a la oferta y compramos un producto que caduca en unos días o pagamos el precio normal por una caducidad más larga? ¡Depende, os ayudo a decidir!
Existen dos denominaciones fecha de caducidad y fecha de consumo preferente, pero, ¿qué diferencia hay entre ellas?
La fecha de caducidad viene indicada en alimentos que son perecederos y que pueden suponer un riesgo para la salud a nivel microbiológico en el caso de consumirlos fuera de la fecha que nos indica en el envase. En este grupo podemos incluir por ejemplo las carnes, pescados, leche fresca. En el caso del consumo preferente se aplica a productos con una vida útil mucho más larga y que son estables, no van a suponer riesgo, solamente va a afectar a sus cualidades sensoriales como puede ser olor, aroma y sabor.

¿Qué hago si tengo un producto próximo a vencer su fecha de caducidad?

No se puede consumir productos que vayan en crudo o precocinados una vez superada dicha fecha. Para evitar tener que desecharlo es posible congelarlo antes de alcanzar ese día para frenar el crecimiento microbiano. El único requisito es que una vez descongelado este debe consumirse en un periodo máximo de 24 horas. Es importante tener en cuenta que un producto en crudo nunca va a tener un riesgo microbiológico cero, ni antes ni después de vencer su fecha de caducidad, por lo que es importante acortar al máximo el tiempo entre su compra y su consumo.

¿Qué productos no ocurre nada si los consumo unos días después de vencida su fecha?

  1. Yogures, como la leche va pasteurizada es un producto que no entraña riesgo si se consume unos días después de caducar. Se puede notar un sabor más ácido.
  2. Galletas y cereales pueden enranciarse y cambiar el aroma.
  3. Aperitivos y pastas deshidratadas
  4. Embutidos envasados al vacío o en atmósferas modificadas, excepto pavo, jamón york o derivados que al tener mucha humedad se alteran fácilmente y son un buen caldo de cultivo para las bacterias.
  5. Bebidas refrescantes y alcohólicas.

¿Qué productos no deben de llevar fecha de caducidad?

  1. Azúcar en estado sólido
  2. Vinos
  3. Productos de panadería y pastelería que se elaboren y se consuman en el día.
  4. Vinagre
  5. Sal común
  6. Especias

Ahora bien, ¿cómo se determina la fecha de duración de un producto? ¿Quién se encarga de hacerlo?

Antes de lanzar un producto al mercado se realizan estudios de vida útil del mismo que es “el período de tiempo durante el cual ese alimento mantiene una calidad adecuada siempre que se garanticen las condiciones de conservación que se indican en el etiquetado y que serán el pilar fundamental para determinar las fechas de consumo preferente y fecha de caducidad de cualquier producto alimenticio

Los encargados de realizarlos son los fabricantes o distribuidores siguiendo los criterios y requisitos que marcan la ley, previo estudio y fijando unas condiciones óptimas de mantenimiento.

En conclusión, es importante la gestión y control de la cesta de la compra para evitar que nos veamos obligados a desechar comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *