C/ Camino del Molino, 11, 28400, Madrid
91 849 71 27
info@sic-calidad.com

¿Qué es ISO y porque deberías tenerlo?

Consultoria y Formación en Calidad y Seguridad Alimentaria

Blog

¿Qué es ISO y porque deberías tenerlo?

Llega un momento en la consolidación de una empresa, en la que poseer un sello de calidad te permitirá ganar prestigio ante tus clientes más fieles. No es cuestión tan sólo de perdurabilidad en la vida de un negocio sino también de satisfacción, generando servicios y productos que cumplan en su totalidad con las expectativas del cliente. Ten en cuenta que un consumidor feliz, estará más dispuesto/a a acudir de nuevo a tu negocio, produciendo servicios consumibles de éxito, que cada vez irán interesando a más personas, incrementando tu popularidad y tu bienestar en la empresa.

Existen normas que te ayudarán en ese proceso y una de ellas es el ISO, en concreto el ISO 9001, un conjunto de ellas que permiten calibrar la gestión de calidad, valorando más positivamente un establecimiento y sus servicios, siendo respetados por pasar las pruebas de profesionalidad y los estudios oportunos. En el proceso de obtención de la misma norma, se valora desde la estructura interna y externa de la empresa, su funcionamiento, sus tiempos de entrega del producto y la rapidez del servicio así como la profesionalidad de los trabajadores, que también serán valorados.

Existen muchos beneficios generados por la obtención de este certificado, si te preguntas cuáles son te diremos que podrás dirigir todavía mucho mejor tu empresa, activando nuevos patrones de eficacia y organización que mejorarán el resultado y la satisfacción de tus clientes, incrementando la buena opinión de ellos, reducir las opiniones negativas del pasado por medio de gerentes que no han puesto todo su empeño en mejorar el negocio (terminando con las críticas que te han hecho perder ventas o popularidad en el entorno cercano al negocio), asegurar la óptima calidad de tus productos, crear un método estándar de producción de objetivos y productos, así como llevar un día a día mucho más productivo. Para mantener la norma ISO actualizada, deberás cumplir con los reglamentos especificados en las bases de obtención de la misma, así como preparar las actualizaciones posteriores que se te requieran (normalmente suele ser una anual que se te exigirá para poder mantener la norma y tu sello de calidad). Puede que necesites un poquito de orientación, ya que cada empresa tendrá unas especificaciones concretas, siendo de vital importancia que tengas a un orientador/ una orientadora para auxiliarte y acompañarte en el proceso. Aquí es donde se realizarán diferentes presupuestos para que el cliente pueda hacerse una idea de todo lo que se podrá realizar según su límite de dinero y necesidades.

Si no obtienes la certificación ISO la primera vez, tendrás otra oportunidad para solicitarla, siendo obligatorio que pongas en práctica los consejos de la organización o entidad que te haya inspeccionado en el plazo que ellos te asignen. Algunas veces también será necesario cambiar y volver a organizar, si alguna herramienta o procedimiento de tu empresa ha quedado obsoleto, de esta misma manera no te volverán a asignar tu certificación y su registro hasta que hayas cumplido con todos los pasos y ellos hayan dado el visto bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *